Abrazo. Primer año

Argumento 233

“Abraza fuerte a tus amigos, pero más a tus enemigos, abrázalos tan fuerte que no puedan ni moverse”

— Lyndon B. Johnson.

Hoy hace un año Sánchez e Iglesias se fundieron en un Abrazo.

Sánchez corrió, horas después de otro batacazo electoral, a lanzarse en los brazos de quien llevaba meses renegando por dictadorzuelo y liberticida.

Con su salto en el vacío, camino del sátrapa, se llevó buena parte del prestigio de España como Democracia occidental, los altos niveles de prosperidad y bienestar alcanzados, el respeto de los españoles por sus instituciones y, el dolor por las víctimas del terrorismo.

Hace un año desde la humillante claudicación del PSOE, el socialismo democrático, ante Podemos, el socialismo marxista y totalitario.
Hace un año desde el entierro público e impúdico de la trayectoria democrática del socialismo constitucional de estos 40 años de democracia.

El abrazo del que Sánchez no puede salirse es el añorado por los comunistas desde que en 1982 Felipe González, con su abrumadora victoria electoral, cerrase la puerta a la izquierda radical y autoritaria en la nueva y esperanzada España de la Constitución y la Libertad.

Desde la caída del Muro de Berlín y la desaparición del discurso del bloque sovietico como tierra añorada, los sectores de la izquierda española, europea e Iberoamericana han buscado su hueco al sol.

El camino que diseñaron fue la calle y el socialismo democrático. La calle para hacerse ver, para presionar, para impresionar, para perseguir.

El socialismo democrático como transbordador para alcanzar los centros de poder.

Podemos empezó en la calle el 15M de 2011, y alcanzó los centros de decisión política el 12 de noviembre de 2019, con el asfixiante abrazo de Iglesias a Sánchez.

Zapatero y Rubalcaba les dieron el escenario, las calles y las plazas de España.

Sánchez les ha dado el gobierno y el Parlamento.

El abrazo de la humillación de la Democracia, de la claudicación de la libertad frente al autoritarismo, nos está arrastrando colectivamente por un camino de difícil retorno.

Sánchez se lanzó en los brazos de Iglesias. Tal vez su soberbia le impidiera ver que quien iba a mandar en el tándem era el propio Iglesias.

Iglesias tiene atrapado entre sus brazos a Sánchez.

El Comunismo tiene atenazado al Socialismo democrático.

0 Shares:
1 comment

Comments are closed.

Quizá te pueda interesar
Leer más

Funeral de Estado

Argumentario 145 Sánchez volvió a dimitir de presidente del Gobierno de España ausentándose del funeral en recuerdo de…
Leer más

Incompetencia

Argumentario 218 “La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia” Albert Einstein La soberbia del Gobierno ante…
Leer más

Podemos

Argumentario 183 Que Casado exija la salida de Podemos del gobierno para negociar acuerdos de Estado es defender…