Arguineguín

Argumentario 238

Lo que está ocurriendo en Canarias es producto de nuevo de la incapacidad de la izquierda para articular seriamente un discurso sobre la inmigración. Para los partidos y movimientos de la izquierda española, cada acontecimiento migratorio es una oportunidad política con rentabilidad electoral y no una tragedia humanitaria. 

Que es lo que realmente es. Una tragedia humanitaria.

La inmigración ilegal es una brutal industria. 

Solo en el flujo Africa Europa si sumamos la media de 4.000 € que cuesta el viaje para unos 50 000 africanos que llegan clandestinamente a Europa cruzando el desierto del Sahara y el Mediterráneo, son unos 200 millones de euros, los que manejan las mafias que organizan estas espeluznantes caravanas de seres humanos hacia lo desconocido.

La travesía por el desierto, la travesía por el mar, solo en el año 2019 en la ruta hacia España 600 muertos, la travesía por la vida incierta y vulnerable cuando se alcanzan las costas europeas.

  • ¿Qué es de los niños y mujeres que se quedan al albur de personas sin escrúpulos?
  • ¿Qué es de los jóvenes o de los hombres que se enrolan en las tareas más insalubres y desprotegidas?
  • ¿Qué es de las familias rotas y desconectadas?

Los partidos políticos de la izquierda con sus ideas, proclamas, renuncias, inacción y demagogia sustentan este modelo migratorio. Los que les asesoran, sus dirigentes y quienes les jalean no han mostrado particular interés por hacer de la inmigración una causa de estado y no una oportunidad política. 

En otros países europeos la situación no es mucho mejor, pero en todos estos años cualquier propuesta sugerente para fomentar la movilidad segura ha sido perseguida por los sectores de la izquierda española.

Desde el Efecto Llamada que se produjo al albur de las decisiones poco meditadas de Zapatero en 2005, hasta la llegada del Aquarius, recién asaltada la presidencia por Sánchez tras la moción de censura, con todo el aparato de propaganda socialista en marcha, todo ha sido imposible para formalizar uno de los grandes pactos de estado del siglo XXI en España

La izquierda no quiere, porque de la inmigración solo busca votos y discurso fácil. 

Es urgente de nuevo proponer políticas migratorias humanitarias y serias. Acabar con las mafias que operan en Africa y Europa, que se aprovechan de seres humanos en extrema fragilidad y vulnerabilidad.

Desenmascarar el discurso escandaloso y partidista de la izquierda es un primer paso.

1 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

8.808 millones de euros

Argumento 35 8.808 millones de Euros llevan Puig y Oltra acumulados de déficit presupuestario desde que comenzaron a…
Leer más

Invertir

Argumento 59 Después de esta dura etapa de desolación por las muertes y la enfermedad y el altísimo…
Leer más

El minuto atronador

Argumento 74 Casado profundizó ayer en la catástrofe de gestión de Sánchez, incidió en el desgobierno, recordó la…