Autoindulto

Fuente fotografía: El Periódico

Argumentario 97

Estamos ante el segundo indulto a Gobiernos del PSOE.

La diferencia es que el primero fue acordado por un gobierno de partido político diferente, el PP.

En 1998 José María Aznar indultó a José Barrionuevo y Rafael Vera, ministro y secretario de estado, políticos socialistas condenados por el caso GAL. Con este acto se indultaba al Gobierno de González por la organización de un grupo que ejercía una suerte de terrorismo de estado.

El indulto a los políticos golpistas del proceso independentista de Cataluña, sin ningún tipo de arrepentimiento y además conjurados para volver a repetir la misma fechoría, que Sánchez lleva preparando desde que accedió a la presidencia del Gobierno y que en breve va a materializar, es un indulto a sí mismo porque sacándolos de la cárcel justifica su cesión en la llamada mesa de diálogo, y porque busca el autoperdón por tener a los golpistas como socios preferentes en el Parlamento.

El indulto al Proceso es el sometimiento al chantaje a cambio de votos, son los golpistas los que aúpan a Sánchez a cambio de que éste los saque a la calle.

Pero quiere el Presidente del Gobierno convertirlo en un perdón a sí mismo. Si los golpistas son convertidos en inocentes por el estado que han intentado derribar, los deleznables pactos con ellos se pretenden simular legítimos.

La diferencia entre el primer indulto a un gobierno socialista es que aquel fue otorgado por un gobierno de distinto signo. En cambio éste es administrado por el propio beneficiario de la gracia ejercida.

Es difícil manejar el Poder de manera más escandalosa. Es imposible encontrar ya apelativos a semejante uso de las capacidades conferidas por la Constitución de manera tan arbitraria.

La deriva totalitaria aún tiene en la coalición gubernamental capacidad de seguir asombrando con sus decisiones.

Sigue erosionado la convivencia entre españoles a cambio de alargar una agonía que afecta no solo al crédito de las instituciones sino además a la capacidad del país de ponerse en marcha en la tesitura económica en la que nos encontramos.

Sánchez perdona a quienes quieren romper España. Intenta blanquear sus propios devaneos e intereses espurios compartidos con los golpistas. Pero no puede escapar de la tacha histórica que marca su paso por el gobierno.

12 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

Unidad de mercado

Argumento 96 El Tribunal Constitucional ha considerado en múltiples ocasiones que en Estados como el nuestro, de estructura…
Leer más

Obsesión

Argumentario 162 La reunión de la ministra de asuntos exteriores con el responsable británico del Peñón de Gibraltar…
Leer más

Venganza

Fuente fotografía: Paramount Argumentario 99 Sánchez habló de Venganza mezclando la ley, las sentencias y el golpe de…