Constitución

Argumento 94

Artículo 116

1. Una ley orgánica regulará los estados de alarma, de excepción y de sitio, y las competencias y limitaciones correspondientes.

2. El estado de alarma será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros por un plazo máximo de quince días, dando cuenta al Congreso de los Diputados, reunido inmediatamente al efecto y sin cuya autorización no podrá ser prorrogado dicho plazo. El decreto determinará el ámbito territorial a que se extienden los efectos de la declaración.

3. El estado de excepción será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros, previa autorización del Congreso de los Diputados. La autorización y proclamación del estado de excepción deberá determinar expresamente los efectos del mismo, el ámbito territorial a que se extiende y su duración, que no podrá exceder de treinta días, prorrogables por otro plazo igual, con los mismos requisitos.

Alarma, Decreto del gobierno y posterior dación de cuentas al Congreso.

Excepción, Decreto acordado por el Gobierno pero previamente requiere de aprobación del Congreso.

  • Alarma, 15 días máximo
  • Excepción, 30 días máximo
  • Alarma, prórroga por los 15 días y ya con la aprobación del Congreso
  • Excepción, prorrogables por 30 días máximo y de nuevo con la previa autorización del Congreso

La Constitución es de una claridad meridiana

  • Plazo Máximo
  • Prorrogado “dicho” Plazo

La dupla Sánchez/Iglesias ha vuelto a interpretar la Constitución en un alarde de cinismo y exagerada alteración del sistema de equilibrio poderes.

La excepcionalidad no es interpretable. Y si no dice la Constitución de manera explícita lo que se pretende hacer, sencillamente no se puede hacer.

Podrían haber optado por el estado de excepción, pero eso requería del previo consentimiento del Congreso.

Optando por el estado de alarma, podrían durante los 30 días, suma del primer plazo y su prórroga, haber aprobado decretos leyes relacionados exclusivamente con la situación de alarma o modificado leyes para adecuar la vida de los españoles a la Crisis sanitaria y sus consecuencias.

Pero eso obligaba a ejercer la democracia con negociación y debate con los grupos parlamentarios prácticamente todos los días. Y para Sánchez/Iglesias la Democracia es una tarea cansina, insoportable, aburrida y estéril.

Por eso han optado por un régimen de excepcionalidad encubierto interpretando los tres estados alarma, excepción y sitio creando una fórmula peligrosa de opacidad, comodidad, despiste y apariencia de constitucionalidad.

Chávez y sus asesores españoles, origen de Podemos, golpearon la democracia venezolana martilleando su Constitución.

El ejemplo cundió por otros países iberoamericanos.

La Pandemia requiere de lucha con medios materiales contra la propagación del virus.

Asesores científicos que decidan objetivamente sobre las medidas a adoptar en cada momento.

Expertos en economía que indiquen decisiones para reparar el daño económico que las medidas necesariamente producen.

La Pandemia no puede ser la excusa para subvertir el orden constitucional mediante reinterpretaciones y juegos de palabras del gobierno.

La Democracia no es incompatible con la Salud de los españoles.

0 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

Leonor

Argumentario 59 “Los que tienen ansias de gobernar prefieren la República; los que apetecen ser bien gobernados no…
Leer más

El silencio de los corderos

Argumentario 36 Sánchez y los socialistas de su gobierno callan. Guardan silencio. Es un silencio atronador. Es un…
Leer más

Encuestas

Argumento 48 “En el fondo de todos los elogios tributados a la democracia, se haya el ciudadano que…