Deconstrucción

Argumentario 251

“Hay que olvidar la lógica maniquea de verdad y mentira, y centrarlos en la intencionalidad de quienes mienten”

Jacques Derrida

Sánchez e Iglesias quieren derribar la España Constitucional.

Allegados, Nueva anormalidad, Bloque de Investidura, Armonización Fiscal, España Puede, Hombre de Paz, Mesa de Diálogo, Cogobernanza, Presupuestos Progresistas, Receptividad, Compañeros de Viaje, y tantas otras palabras y frases que esconden la verdadera intención de la coalición social-comunista.

Con las palabras sin el sentido que comúnmente se les ha dado, la coalición pretende engañar, mentir y distorsionar para que todo dentro de tres años sea irreversible. El fin de la Democracia constitucional.

La DECONSTRUCCION se ha materializado con una evidencia descomunal en el Parlamento con la aprobación de los presupuestos generales del Estado.

No importan ni los ingresos, ni los gastos, ni las transferencias, ni las inversiones.
Importan las Intenciones.

Hace un año se materializó la presencia de los comunistas en el gobierno.
Hace un mes se materializó el absoluto desprecio del gobierno por la oposición democrática, aliados constitucionales.

Hace una semana se materializó la presencia de los Filoetarras y los Golpistas secesionistas en los grandes acuerdos de Estado.

Nada ha sido por casualidad.

  • Primero los comunistas.
  • Segundo romper con los constitucionalistas.
  • Tercero pactar con los independentistas.

Y ahora tres años.

No hay que discutir si las palabras o los actos de cada día son los acertados.

Hay que denunciar la intencionalidad real de Sánchez e Iglesias.

Pretenden derribar la Constitución y la Democracia desde el Gobierno.

Chávez, su mentor, ya lo hizo. Erdogan ya lo hizo.

El golpe de Estado desde el Estado.

1 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

Hacia la intervención

Argumentario 249 Los Presupuestos que hoy se aprueban negociados con quienes buscan el colapso de España nos llevan…
Leer más

Cumplir

Argumentario 65 “La propaganda es una formidable vendedora de sueños, pero resulta que yo no quiero que me…