El régimen de la mentira

Argumentario 115

Sánchez mintió.

Ábalos mintió.

Marlaska mintió.

Sánchez prometió que nunca gobernaría con Podemos, aupado por Bildu, marca filoetarra, y ERC, con dirigentes encarcelados por golpistas.

Ábalos dijo que no recibió a Delcy, jefa política del régimen bolivariano, y perseguida por la justicia europea.

Marlaska aseguró que no se había inmiscuido en la investigación judicial sobre el 8M y la pandemia.

Todos mienten.

Sánchez no puede cesarlos porque la mentira es la base de su credo y proyecto político.

A Sánchez la verdad no le interesa.

El hecho falso debe llegar a ser verdad.

Lo importante es extraer, de la mentira, un beneficio.

Y a partir de la mentira retorcer la ley, la historia, el debate, el relato, la economía y la justicia.

Además, necesita destruir el honor, la dignidad y el prestigio de los que incomodan con sus opiniones al régimen. Para ello cuenta con colaboracionistas, entre otros la Fiscal General del Estado o algunos medios de comunicación afines al régimen. Además de todo el aparato de propaganda del Estado.

Sánchez está sustentado toda su acción política en la mentira.

Nunca hay verdad en sus intervenciones.

Los datos de fallecidos, los enfermos, las medidas a adoptar, los estados de alarma, las fases de desescalada, las negociaciones con la Unión Europea, los contactos con las Comunidades Autónomas, los acuerdos con los agentes sociales, con los grupos políticos, con sus propios ministros.

El Régimen de la Mentira es un escalofrío que recorre la columna vertebral de nuestra libertad.

España está en grave riesgo de involución.

0 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

La nueva normalidad

Argumento 78 Sánchez tiene un plan que no coincide con el de la España democrática. El Estado de…