El silencio de los corderos

Argumentario 36

Sánchez y los socialistas de su gobierno callan. Guardan silencio. Es un silencio atronador.

Es un escándalo político más, a sumar a tantos de la coalición, que una parte del gobierno calle, los socialistas, ante el apoyo de sus socios de Podemos a las algaradas, disturbios y vandalismo en apoyo de quienes en sus canciones aplauden el tiro en la nuca.

Un acto de cobardía y sumisión a los violentos intolerable.

Sánchez se ha humillado ante los que jalean a los etarras, a cambio de sus votos.
Sánchez ha doblado la rodilla ante quienes representan el golpismo independentista en Cataluña, a cambio de sus votos.

Ahora agacha la cabeza ante quienes aplauden a los que siembran el pánico y la destrucción en las calles de las ciudades españolas, a cambio de sus votos.

Sánchez y su grey están pastando las gramíneas, las leguminosas y los granos que les proporcionan el apoyo de la pléyade de políticos antisistema. Y guardan silencio.

Pero su silencio, siendo responsables de mantener la autoridad y dirigir el Estado, no es inocuo, su callada por respuesta avala e incita los comportamientos vandálicos.

El silencio de Sánchez es cómplice por interesado, cobarde por no actuar de una vez como presidente y grave porque abandona a los jueces en sus decisiones, a la policía en su arriesgada tarea y a los ciudadanos en la impotencia de ver como son destruidos sus comercios, sus vehículos y su tranquilidad.

Iglesias actúa, Sánchez calla, y los vándalos arrasan mobiliario urbano y escaparates.

El silencio es una muestra más de indignidad y decadencia de quienes hoy gobiernan.

6 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

Abdicación

Argumentario 112 Hoy se cumplen 6 años de la Abdicación del Rey Juan Carlos. 40 años del reinado…
Leer más

Feijóo e Iturgaiz

Argumentario 134 El discurso de España en España. Feijóo en Galicia, Iturgaiz en el País Vasco. Hoy 40…
Leer más

La técnica asertiva

Argumentario 40 Sánchez desde el primer día de la pandemia decidió que la enfermedad, los fallecidos y la…