La hora de la dignidad

Argumentario 130

La caída de la URSS pudo suponer el final del castrismo pero lo izquierda internacional en general y la española en particular salieron al rescate de la dictadura cubana.

Hoy no es la caída del gigante comunista sino el caos económico producido por la Pandemia y su afección al turismo, la escasez de petróleo, que Venezuela ya no puede cubrir, y fundamentalmente la dolarización de facto de la economía, que convierte los bienes más esenciales en algo inalcanzable para la mayoría de la población. Hambre y dolor.

El hartazgo de los cubanos lo es con un sistema que además de perseguir la libertad en el sentido más amplio condena a la mera supervivencia a quienes no forman parte de las estructuras del Partido Comunista o carecen de familiares en el exterior que les ayuden con las remesas de divisas.

Al desastre económico y social se suma también el rechazo frontal a la asfixia ideológica del régimen evidenciado con marchas de protesta, bajo los lemas de «Patria y Vida» y «Libertad», que desmiente la propaganda gubernamental que pretende que el malestar es solo producto de apagones y crisis sanitaria.

La razón principal es la Libertad, la que gozamos nosotros y ahora todos tenemos obligación de empujar para que la consigan nuestros hermanos cubanos, con los que se ha experimentado 70 años como laboratorio marxista y como base permanente de desestabilización de toda Iberoamérica.

El régimen castrista ya ha desplegado su brutal aparato represivo y ha recurrido además a la movilización armada de las milicias del partido, como ocurre en Venezuela y Nicaragua, dejando en malas expectativas el futuro de una población, que, en la práctica, y así lo tiene asumido e interiorizado, siempre se ha visto desasistida por unas democracias occidentales.

Es la hora de actuar, y la sociedad española ha de alzar la voz para que los cubanos escuchen por encima de las proclamas de la progresía que estamos con ellos.

El telón de acero cayó con el muro de Berlín, el telón de la hipocresía y el cinismo caribeño ha de caer con el régimen comunista que tiene maniatada a una población famélica y asustada por la dictadura y abrumada por el apoyo de la socialdemocracia que siempre ha justificado y aplaudido la represión institucional fundada por un sanguinario guerrillero llamado Fidel.

Es la hora de la dignidad de los cubanos por su futuro, y la de los españoles por nuestro compromiso con la verdad y la democracia.

0 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

Municipalismo

Argumentario 189 El artículo 140 de la Constitución garantiza autonomía a los municipios, plena personalidad jurídica y, gobierno…
Leer más

Humillación y Secesión

Fuente fotografía: Compress Argumentario 106 “El que se humilla para evitar la guerra, tendrá la humillación y tendrá…