Obsesión

GRAF3499. LA LINEA DE LA CONCEPCIÓN (CÁDIZ), 22/07/2020.- La ministra de Asuntos Exteriores Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya (i), durante la visita de dos días que realiza al Campo de Gibraltar. EFE / A.Carrasco Ragel.

Argumentario 162

La reunión de la ministra de asuntos exteriores con el responsable británico del Peñón de Gibraltar es escandalosa y humillante.

Escandalosa porque es un paraíso fiscal en territorio nacional.

Humillante porque acepta la interlocución de quien representa al usurpador de la soberanía española sobre el peñón y aguas adyacentes.

Es una constante la obsesión de la izquierda española por normalizar todo aquello que hace daño al sentimiento de nación.

-El coqueteo con los nacionalistas.

-La presunción de legitimidad a los independentistas.

-El hostigamiento a nuestras tradiciones.

-La incapacidad para enarbolar nuestros símbolos.

-La asunción de la leyenda negra.

-El uso de terminologías que rebajan el papel de España en el mundo, y a lo largo de la historia.

-El cuestionamiento de la idea de Nación.

-La inquietante amenaza por destruir lo alcanzado desde la Transición.

-La falta de empatía hacia nuestras instituciones seculares.

-El empequeñecimiento de los logros colectivos.

Gibraltar es, como éstas, otra obsesión.

Restar importancia a la presencia británica en España como pose de intelectualidad y moderación.

Cuando lo que esconde esa actitud es odio hacía la propia Nación e incapacidad para ahormar un discurso de entereza y personalidad.

Las obsesiones de la izquierda española se convierten muchas veces en pensamiento único:

-Es la dictadura de la autocensura.

-Es la falta de libertad para expresar con normalidad el sentido de pertenencia a nuestra propia Nación.

0 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

Implosión

Argumento 235 “El multilateralismo y el libre comercio son el camino correcto” El primer ministro de la China…
Leer más

El pésame

Argumentario 187 Sánchez en el Senado dio su sentido pésame por la muerte por suicidio de un etarra…