Pedro y Pablo

Argumentario 137

Ambos llegaron al poder en sus respectivas organizaciones mediante sistemas que propenden a cierto mesianismo.

A nadie en concreto deben su liderazgo interno.

A nadie deben dar cuenta de su gestión política.

A nadie le corresponde fiscalizar su trabajo en las instituciones.

Pedro y Pablo han convertido el país en una nación gobernada por líderes asamblearios.

Despegados de toda supervisión democrática interna y con el apoyo de grupos parlamentarios en connivencia para destruir el modelo de convivencia constitucional, han alcanzado el paroxismo de un poder en minoría que en su suma solo pueden ejercitar como si fuese absoluto.

De ahí las decisiones y nombramientos descabellados, ridículos si no fuera porque causan estupor .

La democracia es un equilibrio constante de contrapoderes. Internos y externos.

Siempre sale mal cuando cualquier dirigente democrático se aparta de organizaciones estructuradas y complejas.

Los gobiernos se sumergen en una oscuridad personalista tendente a la tiranía.

Pedro y Pablo son el subproducto de la llamada democracia directa.

Suave en su explicación, trágica en su plasmación.

La calle, la algarada, el escrache, las RR.SS., la manipulación de la información, la tergiversación de los hechos, el retorcimiento del lenguaje, la afrenta, el matonismo, el descaro en las decisiones.

Pedro y Pablo nos han demostrado que el infantilismo en las democracias avanzadas y economías abiertas esconde debilitamiento de la libertad y pobreza.

Sus compañeros de viaje son lo mismo que ellos en sus respectivos territorios, catalán y vasco.

Los partidos políticos de complejas estructuras, largo recorrido, responsabilidad en miles de instituciones, discursos atemperados a la gran sociedad a la que se sirve, homologados con organizaciones de países avanzados y socios en organismos supranacionales, conscientes del patrimonio común atesorado, de renovaciones internas pautadas, debates abiertos, son la garantía de la estabilidad y la prosperidad.

Pedro se ha cargado el suyo.

Pablo ha hecho el suyo.

Y hoy cogobiernan.

Pedro y Pablo son el gran problema de la España democrática sumida en una importante crisis económica.

0 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

IFEMA, un ejemplo a seguir

Argumento 54 USO DE LAS GRANDES INSTALACIONES COMO IFEMA en las tres provincias de la Comunidad Valenciana La…
Leer más

La “Vendetta”

Argumentario 128 Podemos apoya junto a Bildu, ERC, PNV, JxCat investigar el terrorismo de Estado del PSOE de…
Leer más

Libertad y responsabilidad (II)

Argumento 93 “La negligencia del gobierno de Sánchez/Iglesias/Calvo se cuenta por miles de vidas rotas y por millones…