Perder el futuro

Fuente fotografía: Madrid Secreto

Argumentario 77

“Si comenzamos una discusión entre el pasado y el presente, descubriremos que hemos perdido el futuro”.

W. Churchill

La democracia permite ganar el futuro.

La discusión sobre el presente, sus bondades y sus defectos, provoca expectativas para mejorar lo que no funciona y mantener lo que está sólidamente asentado.

Así se construye el futuro.

Una campaña electoral se basa en eso. Un compromiso para avanzar una vez conseguida la victoria en las urnas.

Pero la izquierda consciente de la debilidad de sus propuestas, de la imposibilidad de ofrecer nada interesante, de la ausencia de una visión entusiasta ha decidido de nuevo recurrir al pasado más lejano en el que embarrar el terreno de juego democrático.

La navaja, las balas, elevadas a totems de la mano de ministros y ex vicepresidentes del gobierno en el marco del frenesí de frases inquietantes y perturbadoras, de imágenes soeces, de gestos amenazadores es el ensayo general para las elecciones que según lo que ocurra en Madrid convocará Sánchez.

La izquierda desde Zapatero cogió el camino del pasado para justificar sus existencia como opción política.

Por eso cada legislatura socialista ha sido retroceso en todos los campos.

Perdida la posición sobre las cuestiones que realmente preocupan, empleo, prosperidad y bienestar se han embarcado en una espiral de proclamas diarias.

Hacen de cada campaña electoral una suerte de batalla por cambiar el régimen de libertades e invitar a alcanzar sueños que en realidad son pesadillas.

Los madrileños no están para frases de los años 30 del siglo pasado, frases de hace 100 años, están para combatir el coronavirus y el paro.

Este ensayo en el que la izquierda ha convertido Madrid para luego trasladarlo al resto de España tiene que salir mal, porque si les vuelve a salir bien el salto hacia atrás de todos nos coloca en una situación de enorme gravedad sociopolítica.

La crítica circunstancia se resume en la adhesión al discurso desfasado que se ha ido consolidando en estos años, primero fue el PSOE de Zapatero, luego se le sumó Iglesias, más tarde ERC y Bildu. Sánchez lidera hoy todo eso. O peor, necesita de todos ellos para seguir gobernando. Está hipotecado a la radicalidad y el extremismo.

Madrid no es la tumba de nada como proclaman los socialistas en esta campaña. Madrid es la esperanza para un futuro mejor para todos.

Prehistoria o Futuro. Esta es la cuestión que se dirime el 4 de Mayo.

20 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

Al despiste

Argumentario 155 “Para engañar a los tiempos confórmate a sus mandatos” Macbeth, Shakespeare España hoy se la juega.…
Leer más

Los Aplausos de la Mediocridad

Argumentario 118 Sí merecerían el aplauso: -la normativa que lograra mantener en todos, porque toda vida humana es…
Leer más

Salvación Nacional

Argumentario 25 Italia y España son la octava y decimotercera economías del mundo. Países innovadores, atractivos, híperdesarrollados, Diversificados.ExportadoresIndustrias…