Rapear no es un delito

Argumentario 37

Amnistía Internacional pide que se apoye la excarcelación del rapero Hasél con una campaña de firmas que encabeza con la sutil frase de “Rapear no es un delito”

La izquierda, y en especial la radical, está especializada desde hace décadas en eslóganes que llevan a un camino diferente al que esconden en principio sus inocentes expresiones, que luego convierten en violentas acciones.

Rapear no es un delito, como tampoco lo es conducir un coche, pero si alguien conduce ebrio, atropella a un peatón y se da a la fuga, convierte la acción en un acto criminal.

Estos días los políticos de Podemos y organizaciones de parecido pelaje, como ERC, Compromis o los nombres con los que se identifican según territorios, no sólo no han respetado la sentencia condenatoria por avalar rapeando por ejemplo el “tiro en la nuca”, si no que han vuelto a retorcer el lenguaje avalando moralmente las acciones vandálicas en multitud de ciudades españolas, en algunos casos siendo ellos los propios gobernantes locales, autonómicos o nacionales.

Libertad de Expresión para la izquierda radical es hacer lo que les venga en gana a aquellos que siempre ponen en cuestión la convivencia y tranquilidad democrática.

Hay una parte de complejo, otra de perplejidad y otra de origen

El complejo porque están en las instituciones, acomodados al coche oficial, los escoltas, los despachos y los asesores, todo ello multiplicado por n respecto a los que criticaban.

Perplejidad porque no comprenden cómo gobernando ellos puede haber manifestaciones de los que consideran de la misma familia ideológica, antisistemas de serie.

El origen, porque hasta hace bien poco tomaron todos ellos las calles, repartiéndose papeles, unos las batucadas, otros los megáfonos y las ruedas de prensa, y otros la algarada y la actitud provocadora o violenta.

Viendo estos días en Barcelona el paisaje de violencia extrema recuerda a los que apoyaban la ocupación ilegal de viviendas o la excarcelación de los políticos condenados por el referéndum ilegal de independencia.

Como mínimo es inmoral tergiversar y retorcer las palabras que terminan avalando la violencia callejera

No se ha condenado por los jueces ni el Rap ni la libertad de expresión; máxime cuando esa pretendida libertad de expresión justifica el tiro en la nuca contra los que piensan diferente

La izquierda radical, acomplejada y perpleja, de raíces antisistema está en el poder porque la izquierda democrática decidió que unirse a ellos era el atajo para desbancar al PP.

Y hoy esa táctica ha llevado a que el socialismo constitucional está subyugado en la mayoría de los gobiernos en donde está presente.

5 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

Segunda superpotencia

Argumentario 254 “La fractura de la alianza occidental sobre Irak y las enormes manifestaciones contra la guerra en…
Leer más

Libertad y responsabilidad (II)

Argumento 93 “La negligencia del gobierno de Sánchez/Iglesias/Calvo se cuenta por miles de vidas rotas y por millones…
Leer más

Si hubiera Gobierno

Argumento 61 De mujeres u hombres según su capacidad, mérito y compromiso con el interés general. El Presidente…