Ridículo

Fuente fotografía: El Independiente

Argumentario 111

“De lo sublime a lo ridículo no hay más que un paso”

Marlene Dietrich

Sanchez no está para salir de casa. Su irrelevancia, su incompetencia, su nadería, su minucia, su futilidad, su fruslería, se hacen evidentes cada vez que se le coloca al lado de alguien, cayendo en el ridículo más estruendoso. Lo trágico es que es el presidente del gobierno de España y en el ámbito internacional a quien daña es a la imagen de nuestro país.

Adam Smith, un pionero en economía política, afirma en su Teoría de los Sentimientos Morales que cuando se pierde la riqueza adquirida cualquier persona se expone más que antes a la ansiedad, al miedo y al dolor. Aparece entonces la publicidad para manipular esas sensaciones proponiendo aquello que pueda conseguir la felicidad de los consumidores.

La fábrica publicitaria que rodea a Sánchez nos ha regalado su última producción en forma de travelling, la técnica cinematográfica que consiste en desplazar una cámara montada sobre unas ruedas para filmar al sujeto en su desplazamiento, colocándolo al nivel del presidente de los Estados Unidos en la cumbre de la OTAN.

La humillación ante los presos de ETA y los golpistas de Cataluña, el asalto a Ceuta por parte de Marruecos, la insignificancia en la Unión Europa, la posición de palmeros de las dictaduras de Venezuela y Cuba y las que van emergiendo en Iberoamérica, la nula capacidad de abrir nuevos mercados para nuestros productos, la ausencia total de diálogo con los gobiernos de los turistas que vienen a nuestro país para planificar el futuro próximo del sector, se solventa con un escatologico acompañamiento de unos segundos a Biden aprovechando que éste va en un edificio de un lugar a otro.

La publicidad sanchista no va a devolvernos ni la felicidad ni la tranquilidad. Es más, genera una sensación de agravio insoportable. La importancia de nación imprescindible en el concierto internacional perdida no la solventan unos segundos deleznables de propaganda barata. En nuestro caso la teoría de los sentimientos morales genera estupor.
España no puede arrastrase de esa manera tan vil.

El Departamento de Estado le habrá comunicado a su Presidente que Sánchez negocia y cede ante los representantes de ETA, que tanto costó que incluyeran los americanos en la lista de organizaciones terroristas, que indulta a los secesionistas catalanes y se sienta con ellos como si de dos naciones se tratara, que colabora activamente con la dictadura venezolana, hermana de la cubana, causantes de la desestabilización del continente americano, que persigue a los colegios de la Iglesia Católica, religión que profesa y practica, y que además tiene un desastre de política inmigratoria que tanto preocupa hoy a los norteamericanos. El informe también tendrá un especial apartado dedicado al Rey Juan Carlos líder indiscutible de la transición a la Democracia en contacto permanente con la Casa Blanca y hoy expulsado del territorio nacional por el propio presidente del gobierno.

Y para rematar el informe éste recordará que Sánchez sigue las pautas de Zapatero que hizo un desplante a su bandera y sacó sin avisar a los soldados españoles de Irak mientras sus soldados caían a cientos en emboscadas.

Es mejor para todos que España, a la espera de un presidente de verdad, impida que Sánchez vaya por el mundo.

La sublime presencia de nuestro país en tantos lugares y por tantos motivos no puede caer en el ridículo cada vez que se mueve por cualquier lugar.

1 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

Encuestas

Argumento 48 “En el fondo de todos los elogios tributados a la democracia, se haya el ciudadano que…
Leer más

Desbarajuste

Fuente fotografía: Europa Press Argumentario 85 El Gobierno de España que optó desde el principio de su andadura…
Leer más

Vladimir, Benito, Adolf, Pablo

Argumento 109 Iglesias forma parte de este abyecto grupo de personajes que partiendo del Socialismo destruyen la Democracia…