Segunda superpotencia

Argumentario 254

“La fractura de la alianza occidental sobre Irak y las enormes manifestaciones contra la guerra en todo el mundo este fin de semana son recordatorios de que todavía puede haber dos superpotencias en el planeta: Estados Unidos y la opinión pública mundial”

Patryk TylerNew York Times
17 febrero 2003

Después de la caída del muro de Berlín y la evidencia del desastre humanitario y económico que significa el comunismo, la izquierda radical y populista fue buscando un espacio que le negaban las urnas.

Y llegó la calle.

Las manifestaciones que se produjeron entorno al conflicto contra el dictador Sadam Hussein abrieron una brecha por el que los grupos antisistema europeos y americanos entraron en tromba.

Tomada la calle, ya no se fueron de ella. Y comenzó la alianza con sectores de los medios de comunicación y con instancias universitarias para seguir dando cobertura al movimiento.

Mientras los gobiernos y los partidos democráticos continuaron centrando su atención en el mantenimiento de la sociedad del bienestar y en búsqueda del pleno empleo y modernización de las infraestructuras y equipamientos, los radicales sellaron una alianza tenebrosa que hoy azota especialmente a España

No es casualidad que todos los días las noticias se manipulen y tergiversen para tapar el verdadero propósito del movimiento radical y persigan con saña a quienes dicen cosas con absoluto sentido común democrático.

A la catastrófica gestión humana y económica de la Pandemia, cada día se contrapone una nueva noticia de distracción. A la vez se sigue desplegando el plan ideológico para derribar la Constitución.

Elisabeth Noelle-Neumann desarrolló la teoría sobre La Espiral del Silencio.
“la opinión pública son todas aquellas opiniones sobre hechos controvertidos expresadas en público sin temer caer en el aislamiento renunciando a su propio juicio o evitar exponerlo públicamente si considera que no responde a la opinión dominante”

Hoy la Opinión Dominante está en manos de la izquierda e impide con intimidación, desprecio o amenaza cualquier contradicción

Los partidos democráticos y liberales siguen bajo los paradigmas de las democracias occidentales en sus tiempos y propuestas, mientras la izquierda ha cambiado las reglas del juego.
Por eso la sensación de lentitud en la toma de decisiones y en las propuestas de los demócratas, y la rapidez y atropello de las propuestas de los radicales.

Los partidos de la Democracia siguen los tiempos del Congreso, la Justicia, la Economía, en cambio los partidos del Totalitarismo siguen los tiempos de la calle y las redes sociales

La Democracia Parlamentaria sirve a los antisistema de pantalla que tapa el incesante propósito hacia el totalitarismo. De ahí la enorme y trágica responsabilidad histórica del PSOE, dar poder parlamentario a Podemos, ERC y Bildu.

Cualquier asunto, la Jefatura del Estado, la inmigración ilegal, el acercamiento de terroristas, el indulto a los golpistas, la supresión del Español, la aniquilación de la educación concertada, la subida de impuestos, las ocupaciones ilegales, el apoyo a Maduro, el paro o el cierre de empresas y de autónomos es tapada con persecución mediática y en redes sociales para que el discrepante no hable, no opine, no se exprese.

La opinión dominante es trasladada machaconanente a través de los medios de comunicación.

El temor al aislamiento social y político acalla a la mayoría de los españoles.

La nueva Segunda Superpotencia es tan enemiga de la Libertad como fue la Unión Soviética. Y hoy están al mando del Estado Español.

40 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

Autonomías y Nación

Argumentario 257 “Las Comunidades Autónomas también son Estado”. Vicente Garrido La Comunidad de Madrid ha publicado las instrucciones…
Leer más

El interés partidario

Argumento 51 Las declaraciones de la Consellera de Sanidad responsabilizando a los sanitarios contagiados de viajes particulares y…
Leer más

Lola

Argumento 227 Dolores Delgado, Lola, es el epitome adelantado de la descomunal y catastrófica obra que Sánchez está…