Show

Argumentario 45

“En la civilización del espectáculo, el intelectual sólo interesa si sigue el juego de moda y se vuelve un bufón.”

Vargas Llosa

Hoy Sánchez va a presenciar la destrucción de las armas utilizadas por los asesinos de ETA y algún otro grupo sanguinario.

El bochorno intelectual que provoca quien tiende una mano para buscar los votos de los herederos de ETA, quien da gabelas penitenciarias a los etarras, quien va a darle el control de las cárceles a los nacionalistas y, a la vez, se coloca delante del armamento que la guardia civil y la policía ha confiscado a los terroristas, o sea actuación policial y no las armas que podría haber entregado la banda, o sea éxito político por asfixia al entorno etarra.

Sánchez no ha hecho nada para acabar con los rescoldos de los salvajes, al contrario los aviva dándoles carta de naturaleza en el Parlamento nacional.

Más de 300 asesinados por ETA siguen sin saberse quienes fueron los autores materiales de tales violentas, brutales y descorazonadoras muertes.

Sánchez es puro espectáculo. Nadie en su descomunal aparato gubernamental ha hecho nada por el bienestar y prosperidad de los españoles.

A ningún ministro, secretario de estado, director general después de más de un año se le conoce una sola acción, ley, inversión o proyecto para mejorar la vida de la gente.

Todo es pura mercadotecnia, espectáculo y show.

Las reuniones en Bruselas, o con empresarios, o con presidentes autonómicos, las comparecencias en el Congreso o en Moncloa, las visitas relámpago a algún lugar, una estación de tren o un laboratorio, son escenarios impostados para dar apariencia de lo que no se es, presidente comprometido con el país al que sirve.

El show de las armas de ETA es si cabe más trágico, porque es reírse del pueblo español y de las víctimas del terror aparentando una cosa y haciendo la contraria.

Lo que Sánchez tiene que hacer es romper públicamente con Bildu. Exigirles que manifiesten su asco por la sanguinaria trayectoria de ETA, que la política penitenciaria siga siendo lo más severa que la ley permita con los terroristas y que se comprometa sin descanso a esclarecer los más de 300 asesinatos hoy todavía no resueltos.

Lo demás es una representación sórdida cuyo protagonista principal es el propio Sánchez.

Sánchez nunca fue un intelectual, y cada vez se parece más a un bufón en manos de independentistas y golpistas.

2 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

Fábrica de noticias

Argumentario 209 Detrás de cada anuncio o notica o iniciativa del gobierno de Sánchez e Iglesias no hay…
Leer más

Transparencia

Argumento 29 La coalición social-comunista a la valenciana, es decir con los Catalanistas de Compromís, paralizada: En la…
Leer más

IFEMA

Argumento 53 Madrid ya ha montado su gran hospital de campaña. 1.300 camas convencionales. 96 Camas UCI. Con…