Temporal

Argumentario 8

“La realidad está definida con palabras. Por lo tanto, el que controla las palabras controla la realidad”.

Gramsci

2007, en las primeras elecciones municipales tras el traumático acceso de Zapatero al gobierno, el PP ganó en número de votos al PSOE.

“Pepiño” Blanco dijo en aquella noche electoral “si no se contasen los votos de Madrid el PSOE habría ganado estas elecciones”

La Zona Catastrófica en la que es evidente se ha convertido Madrid en términos de ayudas del Estado Sánchez necesita calcularla en términos partidarios

La mercadotecnia gramsciana no sirve para gobernar en Democracia, sirve para la algarada e incluso, como en el caso de la coalición social-comunista para alcanzar el poder

Pero no para dirigir una gran nación. Iglesias desaparecido en casa una de las Crisis, sanitaria, económica y metereologica. Y Sánchez buscando el momento para decir algo que convenga a sus propios intereses, no a los de los españoles.

Desde que gobierna Sánchez solo tiene una obsesión conceder las exigencias de quienes le dan sus votos, Podemos, Bildu y ERC, y aplastar al gobierno de Ayuso.

La Pandemia, sus tres olas, la Crisis económica y sus devastadoras consecuencias y ahora la tormenta de nieve y frío para el socialismo de Sánchez solo tiene un propósito, que hacer con Madrid para sacar rédito electoral.

El socialismo comunista que está en el gobierno está tan oxidado como Gramsci. Solo sirve para agitar, su manual solo mueve ideología y lo único que importa es controlar las palabras.

El Temporal vuelve a dejar al descubierto de nuevo esta catastrófica coalición.

7 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

Infrafinanciación

Fuente fotografía: Pinterest Argumentario 114 El sistema de descentralización del estado hacia las autonomías comenzó inmediatamente después de…
Leer más

Marlaska

Fuente fotografía: Vozpopuli Argumentario 81 “Completo traidor, no ocasional, una genial naturaleza de la traición, eso es lo…
Leer más

Abrazo. Primer año

Argumento 233 “Abraza fuerte a tus amigos, pero más a tus enemigos, abrázalos tan fuerte que no puedan…