Un paso más

Argumentario 126

La reforma de la Ley de Seguridad Nacional implica la posibilidad de que el Gobierno active el estado de alarma si vuelve a producirse una situación de emergencia, sin la necesidad de volver a pasar por el Congreso de los Diputados

Después de año y medio de medidas inconstitucionales de alargamiento del estado de alarma, callado el parlamento, silenciada la población, lo único que se le ocurre al gobierno de Sánchez, siguiendo la estela de los estados totalitarios, es una ley para asumir todos los poderes sin control judicial, con opacidad de información, sin debate en las Cortes Generales, sin consenso con las Autonomías, es decir la reforma es legalizar lo que han estado haciendo estos meses con una vuelta de tuerca, pseudomilitarizar a la población y confiscar bienes y servicios sin más trámite que un acto administrativo y, sin tasar previamente cuando se considera de aplicación esta ley; es decir el gobierno decide cuando considera que hay una crisis y cuando aplica las medidas llamadas de apoyo a la Seguridad Nacional.

No es una frivolidad del Gobierno poner el foco en la regulación de las prestaciones personales de la ciudadanía al Estado en caso de emergencia cuando hay materias más urgentes como el desarrollo efectivo de una ley de pandemias o la reforma de la ley que regula los estados de alarma, excepción y sitio por las evidentes disfunciones que se han producido durante la pandemia. Es una declaración de intenciones.

Como tampoco es un asunto menor la Disposición adicional respecto al carácter de la información del Sistema de Seguridad Nacional en cuanto a transparencia, acceso a la información pública y al buen gobierno, en donde los documentos y la
información manejada por el Sistema de Seguridad Nacional quedan excluidos del derecho de acceso a la información pública.

Como tampoco es baladí la parte que se refiere a la suspensión del régimen de liberalización en donde
el Gobierno puede suspender tal régimen cuando se trate de actos, negocios, transacciones u operaciones que, por su naturaleza, forma o condiciones de realización, afecten o puedan afectar a actividades relacionadas, aunque sólo sea de modo ocasional, con el ejercicio de poder público, o actividades directamente relacionadas con la defensa o la seguridad nacional, o a actividades que afecten o puedan afectar al orden público, seguridad pública y salud pública. O sea a todo.

Decisión unilateral del presidente y sus ministros que además dejan en la propia administración la determinación del sometimiento de otras operaciones a la obtención de autorización administrativa, o sea del propio gobierno que confisca y no de otra índole.

Se obscurece aún más la maltrecha democracia en manos de quienes se auparon al gobierno con votos de neocomunistas, de independentistas, de abertzales y de golpistas. Todos ellos blanqueados o amnistiados.

0 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

Prístino

Argumento 106 Prístino, a (Del lat. pristinus.) adj. Que tiene la misma pureza o perfección que tenía en…
Leer más

¿Quién caerá?

Argumento 10 Las discrepancias en el gobierno social-comunista en el momento de tragedia sanitaria y crisis económica es…
Leer más

Desencajonado

Fuente fotografía: OK Diario Argumentario 139 Sánchez ha hecho de su paseo por las calles de Nueva York…