Viva la Constitución

Argumentario 250

“Puedo prometer, y prometo, intentar elaborar una Constitución en colaboración con todos los grupos representados en las Cortes.

Puedo prometer, y prometo, un marco legal para institucionalizar cada región según sus propias características.

Puedo prometer, y prometo que todos ustedes podrán controlar las acciones del Gobierno.

Puedo prometer, y prometo que el logro de una España para todos no se pondrá en peligro por las ambiciones de algunos y los privilegios de unos cuantos.”

Adolfo Suárez

Sánchez en el año más trágico de la Nación ha roto las premisas políticas sobre las que se basó la elaboración y, posterior aprobación masiva por el pueblo español, de la Constitución.

  • Su coalición social-comunista se ha enquistado entorno a los grupos sediciosos y ha roto con la representación de los demócratas en el parlamento.
  • Sus apoyos parlamentarios se basan en los independentistas cuyo objetivo es la destrucción de la nación.
  • El control parlamentario del gobierno ha pasado a ser un mero trámite de griterío inaudible.
  • Las ambiciones de Podemos y los privilegios de los nacionalistas son los parámetros sobre los que gobierna.

La Constitución nos ha dado los años de mayor prosperidad en todos los ámbitos, el económico, el social, el de la igualdad de oportunidades, el de la libertad, el del bienestar, el de la modernización y el de la equiparación absoluta a las naciones más avanzadas.

Y además ha sido el valladar de la Libertad y la Democracia contra los golpes que la nación y el estado han ido recibiendo durante su vigencia, el del 23 de febrero, el del terrorismo etarra y el yihadista, el del referéndum ilegal en Cataluña.

La defensa que hagamos de la Constitución, fruto de la reconciliación de los españoles, de la concordia nacional y de la voluntad de progresar juntos bajo los parámetros de las naciones occidentales, es la defensa que haremos de nuestro modelo de convivencia.

El 23-F, el terrorismo, el secesionismo los frenó la Constitución desplegando su fuerza legal con el apoyo mayoritario de los españoles.

Ahora, en el nuevo golpe al modelo de convivencia que se está desarrollando desde el gobierno de Sánchez, autopreso de quienes quieren liquidar por la vía de urgencia la Democracia española, vuelve a ser la hora de la Constitución.
No la de la letra, sino la del alma, en palabras de Sócrates.

La Constitución es la obra colectiva más determinante de la historia de la Nación. Por eso quieren destruirla.

Es la obra colectiva más importante de la Nación. Por eso debemos defenderla todos los españoles allá en donde estemos. Es tarea de todos y cada uno de nosotros. En nuestras casas, con nuestros amigos, en los lugares de trabajo, independientemente de la edad, condición o creencia que tengamos.

La Constitución es nuestra unión como pueblo soberano, es el camino hacia la prosperidad. Es la garantía de la libertad de cada uno de nosotros, de cada español individual y colectivamente.

Hoy su letra es imprescindible. Pero su alma determinante.

3 Shares:
Quizá te pueda interesar
Leer más

Primeras hipotecas

Argumento 7 25 años desde el asesinato de Gregorio Ordoñez y el PSOE no quiere investigar los asesinatos…
Leer más

Racismo

Argumentario 116 Condena y consternación ante cualquier gesto o acción de menosprecio a cualquier ser humano por el…
Leer más

Miedo a la verdad

Argumento 85 Dudando seriamente de la constitucionalidad de prorrogar más de una vez el Estado de Alarma, Sánchez…